Rollo de espinacas, salmón y queso

Lo mejor de esta receta, frente a otras similares, es que el «bizcocho» de espinacas no lleva harina, así que lo pueden comer los celíacos o aquellos que no queréis pasaros con los hidratos de carbono.
Ingredientes para 15/18 porciones:

  • 400 grms. de espinacas
  • 5 huevos
  • una tarrina de queso para untar (Philadelphia u otro de marca blanca)
  • 200 grms. de salmón ahumado
  • Sal y pimienta
Coced las espinacas en una olla con agua hirviendo y sal. Estarán en muy poco tiempo. Luego pasadlas a un cuenco con agua muy fría para cortar la cocción y que no pierdan su bonito color verde.
Ahora las tenemos que escurrir muy bien. Para ello metedlas en un colador y poned un peso encima. Dejadlas así durante un buen rato.
Separad las claras de los huevos. Mezclad las yemas con las espinacas y salpimentad a vuestro gusto. Batid bien con la batidora para que os quede una crema suave. Montad las claras a punto de nieve e incorporadlas al puré. Mezclad con suavidad para que no se bajen las claras.
Extended la mezcla sobre una bandeja de horno empapelada con un trozo de papel de cocina. Hornead a 180 grados durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, sacad el «bizcocho» del molde con el papel de cocina y enrolladlo mientras esté caliente. Dejad que se enfríe bastante. 
Desenrollad el bizcocho y untadlo con el queso. Colocad encima las lonchas de salmón ahumado. Enrolladlo de nuevo, apretándolo bien y metedlo en la nevera.
Sólo queda cortarlo en porciones más o menos gruesas, según prefiráis. Usad un cuchillo bien afilado para ello. Yo uso mi cuchillo jamonero, que lo tengo triste porque no tiene jamón que cortar.
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario