Paté de morena

el
Lo bueno que tiene ir a Aponiente (el restaurante de Ángel León en el Puerto de Santa María) es que además de alimentar el cuerpo se alimenta el cerebro. Es decir, que se le aceleran a uno las neuronas y se piensa en cosas que uno no pensaría si estuviese, por ejemplo, leyendo el diario.
De la charla que tuvimos mi mujer y yo el otro día viendo y saboreando los platos del menú degustación, sacamos esta idea basada en la archiconocida receta del paté de cabracho.
Ingredientes:
  • 1 kilo de morena
  • 1/2 litro de nata para cocinar
  • 5 huevos
  • sal y pimienta

Cuando compréis la morena, decid en la pescadería que os la corten en trozos. La morena se cuece en agua hirviendo con sal  y una hoja de laurel, con la piel y todo, hasta que la carne esté tierna (unos 15 minutos).

Luego toca limpiarla de piel, que saldrá sin problemas, y de espinas. Procurad quitarle todas ellas para que no tengamos encuentros desagradables a la hora de comer. Haced esto en caliente, ya que os resultará mucho más fácil. Al final os quedarán unos 300 o 350 gramos de carne limpia.
En un robot de cocina o batidora, mezclad todos los ingredientes hasta que quede fino.
Echad la mezcla en un molde de esos rectangulares para plum-cakes, y ponedlo en el horno al baño maría durante 1 hora y media, a 110º. Comprobad con un palillo de madera. Debe tener la consistencia de un flan.
Y todo esto viene de la idea de hacer un plato de morena que no sepa a adobo, que es lo más típico aquí en Cádiz.
Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario